Un embarazo mas llevadero gracias a la acupuntura

Acupuntura para tratar los síntomas del embarazo

Varios estudios indican que la acupuntura puede ser beneficiosa en los primeros meses de embarazo, para mitigar algunos síntomas que surgen en esta primera etapa. Incluso las embarazadas notaron mejoría en la vitalidad, en la función social y física, así como en la salud mental y emocional.

Acupuntura


La acupuntura en el embarazo

Por lo general en mujeres embarazadas surgen problemas de indigestión, acidez gástrica, dolor o malestar estomacal, reflujo, eructos y distensión abdominal. Llegando a sufrir estos síntomas hasta un 80% de embarazadas, que por lo general evitan tomar medicamentos que pueden afectar al feto y reciben con los brazos abiertos cualquier tratamiento que evite estos síntomas y no perjudique su embarazo.

Los problemas de nauseas pueden disminuir gracias al tratamiento con acupuntura. De hecho gracias a un estudio realizado con mas de 500 mujeres, se demostró que la condición general de salud de las mujeres, en especial entre aquellas que recibieron acupuntura tradicional, por medio de la cual se insertaron agujas en la parte superior del brazo o el abdomen.

Al final de la primera semana, las mujeres que habían recibido la acupuntura tradicional reportaron náuseas menos frecuentes y en episodios de menor duración que sus compañeras en el grupo de referencia, que no habían sido sometidas a ningún tratamiento con acupuntura. Por lo que se llego a concluir que la acupuntura es una opción de tratamiento no farmacológico eficaz para las mujeres que experimentan náuseas.

Acupuntura para aliviar dolores pélvicos durante el embarazo

Este tipo de dolores son muy comunes entre las embarazadas, tanto es así que una de cada tres embarazadas los sufre. Gracias a una reciente investigación se descubrió que la acupuntura conseguía mejores resultados que el ejercicio común.

Desde el Instituto de Gotemburgo se señaló que la acupuntura es una alternativa efectiva y que tal vez lo mejor sea la combinación de varios métodos, tratando de mantener siempre la mente abierta hacia nuevos tratamientos.

Estos dolores pélvicos son causados por hormonas que afectan a los ligamentos y los músculos. El grupo de investigadores estudió el efecto de tres tratamientos distintos practicados durante seis semanas en 386 mujeres embarazadas que sufrían de dolores en la pelvis.

Los mejores resultados se produjeron en aquellas mujeres que utilizaron la acupuntura, seguidos por aquellas que hicieron ejercicios específicos para esta dolencia.