Pulsología para diagnosticar enfermedades

Pulsología

Ante la ausencia de medios para diagnosticar enfermedades, en la antigua china se observaba y estudiaba el pulso y en aspecto general de los paciente (dándole también una gran importancia al aspecto de la lengua). Mediante la observación y con el paso de los milenios, los chinos fueron mejorando la pulsología hasta llegar a los niveles actuales en los que les sirve como una herramienta de diagnosis.

Acupuntura


Que es la pulsologia

Basándose es sus sentidos para observar al paciente, empezaron a diagnosticar mediante palpación, auscultación y gracias a un extenso interrogatorio al que sometían al paciente. De esta forma sentaron las bases de la medicina china, llegando a perfeccionar estas herramientas hasta limites increíbles.

Mediante la toma del pulso el terapeuta puede saber, en que estado esta la energía de cada uno de sus órganos. Pronto empezaron a relacionar cada una de las variaciones del pulso, con cada una de las diferentes afecciones energéticas que sufrían los órganos. De hecho, muchas enfermedades se manifiestan antes en el pulso que en síntomas y signos que puedan apreciarse a simple vista en el paciente. Por eso la pulsología llego a tener una gran importancia, los pulsólogos podían ver enfermedades que aun no se habían manifestado en el organismo del paciente.

Los diferentes tipos de pulso indican cual es la gravedad de la enfermedad, de que órgano afectado se trata o si su comienzo se debió a algún factor climático. Este tipo de diagnosis requiere una gran paciencia y comprensión del cuerpo humano, la palpación del pulso puede alargarse durante mas de 10 minutos en cada brazo.

La forma correcta de tomar el pulso

Lo principal es tomar el pulso siempre de la misma manera, una vez el paciente haya estado en reposo durante 30 minutos antes de empezar la palpación. Las manos del paciente y del doctor deben tener una temperatura similar, tomando los pulsos de la mano izquierda del enfermo con la mano derecha, y viceversa.

Se debe empezar palpando con las dos manos a la vez los pulsos de las dos muñecas, "tecleando" sobre cada uno, para obtener una idea de conjunto sobre los pulsos. Ahora debemos tomar el pulso de cada muñeca por separado insistiendo sobre los pulsos que en el primer examen nos pudieron parecer anormales.

Debemos comparar todos los tipos de pulsos para averiguar cuales están en exceso o cuales en déficit.
  • El pulso debe tomarse por la mañana, con el sujeto en ayunas, ya que la energía inn ( que está en su máximo a medianoche ) está en calma a estas horas y la energía yang ( que está en su máximo al mediodía ) no está todavía activa. A primera hora de la mañana será mucho mas sencillo percibir cualquier trastorno ligero de estas dos energías.

    Fuente: An Mo